Cómo pasar del aprendizaje tradicional al aprendizaje centrado en el alumno: BREVE COMPARACIÓN.

¿Quién recuerda todo lo que estudio durante la secundaria? Tablas periódicas, calculo de trinomios, fechas históricas desconectadas del contexto cultural u otros requisitos estandarizados fuera del interés personal que demanda el sistema tradicional son parte de esta deteriorada memoria.

Entendemos que el sistema tradicional esta roto en el sentido de que ha caducado en relación a dos cosas: uno, las posibilidades que otorga la tecnología para enseñar y aprender como nunca antes, y dos, los retos globales y comunes que se viven en pleno siglo XXI y por venir que superan al interés individualista.

Compararemos el sistema tradicional de aprendizaje que ha predominado durante la mayoría del siglo XX y XXI para entender cómo mejorar la educación y alinearse más a la realidad acerca del aprendizaje en el ser humano. A esta realidad le llamamos, el aprendizaje centrado en el alumno, quien finalmente es el receptor y consumidor del contenido.

De este viraje hacia un aprendizaje a la altura de las circunstancias depende el destino de la humanidad y no es para tomárselo a la ligera.

 ‘La educación no es la preparación para la vida. La educación es la vida en sí misma

John Dewey – pedagogo, psicólogo y filósofo estadounidense.

1. Comparando el tipo de rendición de cuentas 

a. Qué se toma en cuenta como rendición de cuentas  en el aprendizaje tradicional.

¿Cómo se evalúa en el aprendizaje tradicional?

Se utilizan TEST estandarizados creados con preguntas que provienen de la academia y de aprendizaje formal que no se adapta al ritmo del cambio del mundo sino que intenta replicar viejos esquemas rígidos que siguen siendo fundamentales sólo por la inercia del tiempo.

¿Qué se considera en relación al alumno en el aprendizaje tradicional?

Se toma al alumno como un numero, El es representado por un grado de desempeño en relación a la media y a partir de ahí es que su identidad académica y personal, y sus posibilidades estarán determinadas.

El ambiente extra-académico y las circunstancias del entorno del alumno, no se toman en cuenta para evaluar el nivel de éxito o fracaso. Puede existir un psicólogo general para la escuela pero difícilmente eso resolverá las necesidades básicas o necesidades de afecto emocional en el entorno, lo que un infante necesita para desarrollarse.

b. Qué se toma en cuenta como rendición en el aprendizaje centrado en el alumno.

Cómo se evalúa en el aprendizaje centrado en el alumno- Evaluación centrada en resolución de problemas complejos, resiliencia e innovación en el proceso de aprendizaje.

En realidad no se miden aspectos estandarizados como tal sino el nivel de resiliencia en comparación a las circunstancias. No se tendría una nota por aproximación a un ideal prescrito por ele estándar sino que se estaría observando cómo es que los alumnos resuelven las situaciones con las que se topan y qué es lo que van aprendiendo de cada etapa del proceso. Los profesores tienen que ser los suficientemente sensibles para encontrar los momentos de aprendizaje y lograr que los jóvenes tengan una sensación de eureka.

El ambiente del alumno y en los aspectos no asociados a lo cognitivo también hacen parte del medio ambiente y afectan en su crecimiento integral. 

(Comer bien, dormir bien, tener un hogar, una familia estable etc…)

2. Comparando la forma de aplicar el aprendizaje

Ya existe mucha información y conocimiento validado acerca de cómo es que el ser humano aprende. Esto debería de ser suficiente para concretar nuestras creencias en acciones, Pero, el aprendizaje tradicional demuestra que no es lo que esta sucediendo.

A continuación presentamos los resultados de la investigación de Will Richardson, investigador autor y orador en tecnología educativa.

Nos daremos cuenta que este tipo de conocimiento acerca de cómo aprendemos es deducible por todos. Es lógico ya que todos sabemos cuando aprendemos, independientemente de lo que aprendamos. Cómo decía Saymour Papert, reconocido profesor de Will Richardson:

Cada uno de nosotros ha acumulado un acervo de conocimientos intuitivos, empáticos y de sentido común sobre el aprendizaje.

Saymour Papert – Teórico del aprendizaje, fue Co- director del Lab. de IA de la U. de Massachusetts.

a. Analizando la desconexión entre teoría del aprendizaje y aplicación del aprendizaje en el modelo tradicional.

 ‘El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra’

Platón – Filosofo proveniente de la Antigua Grecia

Las clases tradicionales se basan en modelos caducos que poco entienden de la motivación para el aprendizaje.

Las estructuras que maneja están hechas para una época en dónde no existía el internet y por lo tanto una rígida presencialidad era requerida. De tal manera era posible en aquel entonces administrar educación a una cantidad masiva de personas.

b. Analizando la conexión entre la teoría del aprendizaje y la aplicación del aprendizaje en el modelo centrado en el alumno.

El sentido del aprendizaje, el “por qué”, es la base sobre la que se tiene que basar cualquier tipo de intención didáctica posterior. Hablar de motivación para aprender es difícil pues para lograrla tenemos que conectar con la personalidad, carácter y perspectiva de los alumnos. 

El aprendizaje centrado en el alumno se ve muy beneficiado al ser soportado en la tecnología. Gracias a ella podemos aplicar “flipped learning“* lo que ayudará al profesor a ahorrar tiempo y ganar enfoque en los alumnos más que en el programa educativo.

Además se sustenta en analítica avanzada para poder tener un seguimiento de los alumnos más preciso. Incluso el sistema puede alertar acerca de anomalías que demanden una atención mayor por parte del docente hacia alumnos particulares. Hace que los esfuerzos invertido por el profesor en el cara a cara sean aprovechados al máximo.

3. Comparando el propósito del aprendizaje.

a. El propósito de la educación pública y privada tradicional se ha basado en modelos que se enfocan en producir estudiantes excelentes en la competición de requisitos académicos, que, por lo menos en las etapas de educación obligatoria son interpuestos por organismos de gobierno. Además preparaba a los jóvenes para un mundo capitalista ultra individualista que ya se esta viendo en jaque frente a la peligrosa y complicada realidad que se avecina.

El propósito del aprendizaje tradicional está constituido por la valorización del éxito individualista y se encuentra corrupto por intereses económicos de terceros.

Este tipo de sistema fue creado en una época en la cual la máxima del hombre era su éxito personal y su alcance de placer y suficiencia frente al de los demás mortales. Esta visión caduca frente a los retos que ahora enfrenta la humanidad. Estos no son “cómo acumular riqueza” sino, cómo vamos a superar el cambio climático, las próximas pandemias o incluso la globalización de la cual depende el bienestar diario de los consumidores.

Por otro lado el éxito o fracaso de las instituciones se basan en la reproducción de un sistema de notación de las escuelas y docentes en relación al éxito o fracaso de su alumnado según exámenes estandarizados ultra conceptuales que finalmente los jóvenes terminan olvidando pocas semanas después de la prueba.

Esta practicas podrían resultar valorables desde el punto de vista social (no retrasarse), pero en relación a la información estudiada no resulta realmente significativo. A la larga puede considerarse como una pérdida de tiempo ya que será olvidada o quedará como un vago recuerdo.

Además, desde los años 80s, cuando la educación resultó ser un derecho y obligación para los jóvenes, es que existe un jugoso negocio ligado a la industria educativa. Este negocio es el de la reedición constante de los libros de texto y material didáctico que es renovado cada año por grandes editoriales que se benefician tanto de los impuestos recaudados por el gobierno como del dinero que se encuentra en nuestros bolsillos al obligar a los padres a comprar los libros, (nada baratos), si es que desean que su hija o hijo tenga éxito dentro del sistema escolar durante ese preciso periodo.

 Para colmo los libros no son reutilizables puesto que las preguntas cambian. Eso nos deja pensando:

-¿qué tan importante es renovar la edición de libros si de todas formas lo poco que cambia son preguntas que de hecho al poder ser cambiables, no son esenciales?”

A esto el sistema tradicional responde:

-Si el niño no tiene acceso a las preguntas que queremos evaluar, entonces no tendrá la capacidad de tener éxito pues es en estos reactivos que se va a basar el gordo del contenido de la clase y la graduación de desempeño.

Afortunadamente la era de la información ya está aquí y la fuente del conocimiento ya no se encuentra exclusivamente en los libros de texto que desarrollan las editoriales, pero también en internet. Ahí la información se encuentra disponible e incluso enriquecida para quien la sabe buscar.

b. El propósito de las instituciones que utilizan el aprendizaje enfocado en el alumno es el descubrimiento del objeto de interés que fundamenta la motivación por el aprendizaje en el alumno.

Como ya mencionamos la motivación es un factor complicado de implementar, imposible de coercer. Por eso es que un método de selección personal de interés es excelente para crear motivación frente a la educación que se aplica a todo. La atención del docente para introducir el conocimiento a partir del objeto de aprendizaje es essencial.

Al desarrollar el aprendizaje según el objeto de interés que el alumno haya elegido, no solamente aprende, pero realmente puede hacer un uso efectivo y tangible de su conocimiento y de la información que el sistema desea inculcar.

Este aprendizaje a diferencia del que se adquiere a partir de un proceso poco motivante, se queda en la mente para siempre. Simplemente se vuelve una extensión útil del hombre hacia la realidad, según su deseo.

Así es cuando la personas verdaderamente aprenden algo y obtienen aprendizaje productivo.

“El aprendizaje productivo es en donde el proceso engendra y refuerza las ganas de aprender más. ¿Hay ausencia del deseo de aprender?, entonces  el contexto de aprendizaje es improductivo. 

Seymour Sarason – profesor emérito de psicología en el Departamento de Psicología y en la institución de Estudios sociales y políticos de la Universidad de Yale.

Lic. Periodismo, fascinado por la información pertinente del mundo del e-learning, la tecnología digital y las empresas. A la vez disfruto intercambiando con la audiencia y con los colaboradores y colegas de TAEC que siempre me apoyan para ofrecer la mejor información.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*