Desarrolla habilidades de enseñanza virtual con Storytelling.

Quizá has ido a una fiesta o a un bar con varios amigos, y has podido notar a algún sujeto que cautivaba a todos, sabía mantener su atención y el aprecio de todos durante la noche. 

Tal vez tú ya eres este tipo… probablemente no, por lo cual te interesa este articulo.

Lo más probable es que estas personas tengan la facilidad para contar historias y así comprometer la curiosidad de su audiencia.

Primero, ¿cómo se define la capacidad para contar historias, también conocida como Storytelling?

El storytelling es el arte de contar historias y captar a tu audiencia por medio del personaje y la trama antepuesta. Puede realizarse por medio de oradores, escritos, visuales, audiovisuales o en cualquier forma de interacción con los sentidos del hombre para generar una narración. Es una técnica que se usa a lo largo y ancho de la necesidad de transmitir información.

Pero algo es seguro, si entiendes el poder del storytelling es posible que tu logres cautivar a tu audiencia para transmitirles datos, ideas y conceptos, de una manera mucho más significativa.

Eso es por que el storytelling simula la manera en que aprendemos a través de verdaderas experiencias que se despliegan en nuestra mente a través de la historia.

Preparamos para ti 4 puntos que te pueden ayudar a transmitir mejor datos e información a tus subordinados o alumnos.

1. Por qué las listas de datos dificultan el aprendizaje. 

Una de las maneras más efectivas para enseñar A través de escenarios basados en historias El storytelling sirve incluso para desarrollar habilidades complejas como la resolución de problemas colaborativos y el uso de la creatividad para solucionar problemas.

Seguramente las habilidades que necesitaremos para resolver los problemas del presente y futuro tendrán que entender esos dos aspectos.

Necesitamos volver a contar estas historias de manera humana, significa que tendrás que abandonar el copiar pegar para “crear” cursos online de mala calidad.

 Tendremos que regresar al empoderamiento humano, y esto significa cambiar los sistemas de diseño, transmisión, evaluación de la información.

  1. Listas de datos vs. storytelling
  2. Cómo empezar a hacer storytelling
  3. El storytelling Simula experiencias en el cerebro 
  4. Cómo activa al cerebro

Recuerdo entrar a clase, sentarme en mi pupitre y darme cuenta de que en efecto, la clase duraba 1 h 30 min y el Profesor había preparado 45 slides… 1 cada 2 minutos. Ya sabía que esto iba a ser largo y tedioso, no había duda.

Ahora imaginate esta situación pero frente a un computador, en dónde incluso aquellos aspectos emocionales que lograbas transmitir alestar en clase, desaparecen. 

Sabemos que 20 minutos después de una experiencia de clase tradicional por el learning hemos olvidado ya 60% del contenido. Y estas son las consecuencia que este tipo de clases provocan. Pérdidas sustanciales de tiempo que van en déficit tanto del usuario cómo del desarrollador. 

Por otra parte existen las historias. Estas han sido utilizadas desde hace más de 40.000 años para transmitir información.

Parece ser que nuestro cerebro se ha desarrollado para obtener información a partir de esta técnica de transmisión. 

Nos metimos tanto en la tecnología que se nos olvidó lo más importante en la educación, la gente.

El storytelling puede ser usado para combatir enfermedades, problemas ambientales, sociales etc… Pero hemos tenido problemas un tropiezo, cambiamos los escenarios y storytelling por simple transmisión de datos necesitados para un quiz totalmente fuera de ninguna emoción conectada con el usuario.

Las listas de datos son aburridas porque el cerebro se desarrolló para escuchar historias porque estas activan miles de conexiones neuronales simultáneas. 

Incluso científicos brillantes, académicos destacados y doctores tienen problemas con la historia y van directamente y con el metodo que conocen: los bullet points. 

Es quizá por esa razón que el deporte es más popular que la ciencia, por que el deporte  principio medioy final, villano y héroe y un ganador un perdedor.

El poder de las historias es que las personas deciden hacer lo que les propones incluso antes de que lo racionalicen.

Cuando tu contenido involucra datos, es más fácil y ligero transmitirlo a través de la forma de Historia.

Los líderes a veces son medio alérgicos a contar historias por la prisa que tienen por presentar data y proseguir rápidamente. Pero deben de saber que por medio de los visuales está comprobado que para el cerebro es 60.000 veces más efectivo el registro de información que si es recibida por medio de lectura de texto simple o una lista de datos totalmente desconectada de una implicación emocional. A la vez, la visualización mental que fomenta una historia permite genera rla misma actividad cerebral con los resultados deseados.

2. Empieza a aplicar el Storytelling ahora mismo

Piensa que comunicamos con visuales, no significa que solo estemos mostrando imagenes, sino que creamos con cualquier tipo de forma de expressión una visualización en la mente del otro de algo que queremos proyectas.

Has estado en un campamento en donde lo único que se puede hacer es estar al rededor de la fogata? Es interesante pues un muy buen fuego tiene color, tiene imagen y tiene movimiento. Y jala nuestra atención como lo hace una buena historia.

Tiene color, tiene imagen, y tiene movimiento.

El truco está en conocer bien a tu audiencia. 

Tener la inteligencia para percibir que es lo que les motiva e interesa. Intenta conectar aun nivel humano, con experiencias que todos han vivido. 

Esta técnica para comunicar con otros seres humanos puede ser usada en cualquier ambiente! En una fiesta, un curso, un curso en linea, una capacitación, para hacer guiones de películas…

Para comprometer más a tu audiencia a prestarte atención, habla de ellos en vez de hablar de tí o de lo que tu hiciste, o perspectivas demasiado personales.

La historias necesitan un punto, algo que quieras transmitir específicamente, no simplemente rondar en la banalidad sin camino, eso resultará irritante. Se especifico pero crea suspenso.

Cuando estés creando una historia, empieza con lo que conoces. Pero si intentas capturar una audiencia, empieza por lo que tu audiencia sabe.

Sintonizar con experiencias compartidas es la llave para capturar una audiencia, 

Por ejemplo, podemos sintonizar con la idea de que todos entendemos objetos que guardan un sentido emocional para nosotros. El primer beso, el nacimiento de un hijo, o un cumpleaños.

Una vez enganchado, una buena historia puede llevarte a donde sea, manteniendo tu atención con twists, curvas y puntos de inflección. 

Antes de dar datos, empieza con la historia. 

A nuestros cerebros les encanta anticipar, por lo que los datos nunca hablan por sí mismos. Por la misma razón el entendimiento tiende a diferir de individuo a individuo. 

Para focalizar el objetivo de comunicación que los datos deben de representar introduce en tu historia: 

  • Cuál es el contexto
  • Cuál es el conflicto
  • Y cuál es el resultado de la situación

Tienes dos opciones, 

La tradicional: es que vas desplegando los datos y progresivamente vas contando la historia de estos. Directamente relacionados con lo que señalan. 

El storytelling: Generas una historia paralela a los datos que simule el contexto el conflicto y después vas revelando los datos conforme la historia lo requiere. 

No uses solo datos, mejor tu visión, crea tu historia y hazla perfecta. 

3. Aprender a través de la experiencia simulada

Sabemos que 20 minutos después de una experiencia de clase tradicional por el learning hemos olvidado ya 60% del contenido.

Mientras que el contenido que realmente has visualizado en la mente es registrado 60.000 veces mejor.

La razón es que las buenas historias crean empatía, la empatía crea sentido personal y por lo tanto crea razón. Esto crea engagement y no el clickeo irrelevante.

Entre un esquema de clase tradicional con información enlistada y la historia humana que se entremezcla para revelar la misma información, no hay duda en cual es más efectiva para enseñar y más atractiva para el usuario: la historia.

Aprende a aplicar Storytelling en tus lecciones para crear experiencias realistas.

Entonces qué pasaría si la histora fuera simplemente la simulación de esta experiencia con un punto didactico claro. 

Cuando escuchamos una historia que nos llega al corazón, descubrimos nuevas cosas del mundo, nuevos puntos de vista, nuevas emociones, y valores que nos trae la historia. 

Empatizamos con la trama y los valores del personaje casi automáticamente. 

Qué pasaría si historias significativas, creadas desde el corazón de las experiencias que en la vida real se experimentan.  Si nuestras historias fueran así de buenas, podrían crear una intención empática con la situaciones incluso antes de experimentarla.

En otras palabras, ese es el objetivo de cualquier enseñanza.

Estamos hechos de historias, piensa en en un funeral, o de las buenas cosas que le vas a dejar a tus hijos y los hijos de los hijos, historias, las mejores de ser posible. Porque a través de ellas uno puede tener la sensación de que vive más allá de la vida. a través de los relatos de su vida. 

  • Las buenas historias crean interés y mantienen la atención.
  • Nos enseñan y dan sentido a las situaciones
  • Nos envuelven
  • Nos inspiran.

Las historias le hacen pensar automáticamente a la gente, que habría hecho yo bajo esta situación.

Cuando escuchas una historia todo tu cerebro se activa por que estás realmente viendo visualizando y oyendo lo que en la historia sucede. Además el cerebro se va a prender de la misma manera que se prende el cerebro del cuenta cuentos.

Storytelling te da esta realidad artificial que hace que directamente tu cerebro pueda prenderse como si estuvieras en esa actividad y es por eso que puedes sentarte en una sala de cine y sentir la emoción de una película de acción sin moverte de tu asiento.

Al comprometerte a escuchar una historia, tu cerebro se activa de la misma manera en la que se activa el cerebro del locutor. De esa manera la simulación es exitosa ya que como un espejo, el cerebro aprende en mente ajena, literalmente.

Lo que una buena historia hace es que acumula tensión, la libera y te hace preguntarse qué es lo que pasará después. Mantiene tu atención y puede recrear este efecto una y otra vez. En esos momentos el cerebro se encuentra bajo la influencia de dopamina. (Pt. 4)

Es por eso que a veces las personas, aunque estén ya muy cansadas, se desvelan para ver series o leer libros. Si no existiera esta tensión no tendrían más deseo que irse a dormir. 

Una buena historia construye una idea.

Te permite ver cosas que nunca habías notado.

Comunica valores. La universidad de Stanford asegura que este es la mejor manera para crear una cultura empresarial sólida, el storytelling transmite qué valoras, qué apoyas, y también qué es lo que no. A la vez creas empatía con tus escuchas pues ellos liberan oxitocina si la historia es buena, hormona que fomenta la empatía hacía el locutor. Es una herramienta muy poderosa para enfocar a toda una empresa hacia un mismo objetivo.

Es algo que podemos observar en las familias, que las historias les dan un valor compartido y enaltecido. Así tendría que ser en una buena organización también.

4. Cómo las historias activan el cerebro

El storytelling sirve para modelar el comportamiento de los usuarios a partir de estímulos neuroquímicos.

Dependiendo del tipo de reacción que deseemos que el escucha obtenga frente a cierto dato es que modelamos la historia de una u otra forma. 

A continuación te presentamos el tipo de estímulos que debes de crear y cuales podrías evitar.

Suspenso y Dopamina

El neurotransmisor de la dopamina se libera cuando construyes suspense, y expectación de la historia.

Este neurotransmisor fomenta la motivación por comprometerse, la memoria y el enfoque.

Empatía y Oxitocina

La oxitocina provoca conexión, confianza y un sentimiento de generosidad hacia el orador.

A grandes rasgos la oxitocina genera empatía en el escucha y le ayuda a sentirse más humano y amable.

Es un neurotransmisor que te ayuda a sentirte más relajado, por lo cual todo storyteller debería de hacer que la audiencia empatice con el personaje. 

Usa situaciones reales que sepas que cualquier persona puede relacionarse con ello. A la vez que sean profundas y emocionales. Cómo pude ser por ejemplo, el convertirse en padre, o el primer beso.

Mientras más escuchamos historias más liberamos oxitocina  que crea mayores niveles de oxitocina, que se manifiesta en empatía. Es muy importante para los líderes porque el hecho de contar historias hace que la gente confíe más en ti.

Humor y endorfinas. 

El tercer neurotransmisor que queremos provocar a partir de nuestras historias es la endorfina.

En pocas palabras este es el neurotransmisor que se libera cuando nos reímos y algo nos parece gracioso o humorístico.

Este neurotransmisor nos permite ser más creativos, relajados, y focalizados en el tema que se trate.

Por otro lado, existen ciertos neurotransmisores que conviene evitar como son la cortisona y la adrenalina. 

Cuando estos se encuentran en altas concentraciones, las personas, tienden a la irritación crónica, intolerancia, memoria disociada, malas decisiones. 

Normalmente lo que las personas usan más es el segundo tipo de reacción. Cuando desean transmitir información a sus subordinados.

No es casualidad que con pobres resultados…

El deseo y la intención de las personas empieza en la amígdala es ahí en donde empezamos a decidir. 

En la amígdala subconsciente tomamos la decisión, pero luego las racionalizamos sin darnos cuenta que ya habían tomado la decisión desde la amígdala. 

Así, los datos y el storytelling se unen para quedarse en tu memoria mucho más profundamente. Es por eso que si fomentamos la secreción de neurotransmisores adecuados dejaremos una huella mucho más profunda en la persona, que será apta a su vez para usar los datos y la información de manera conveniente en el futuro.

Empieza a contar buenas historias con la ayuda de TAEC

Lic. Periodismo, fascinado por la información pertinente del mundo del e-learning, la tecnología digital y las empresas. A la vez disfruto intercambiando con la audiencia y con los colaboradores y colegas de TAEC que siempre me apoyan para ofrecer la mejor información.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*